El boom de las bolsas

      No hay comentarios en El boom de las bolsas

Cada minuto se consumen en el mundo aproximadamente un millón bolsas de polietileno cuyo tiempo promedio de uso de 20 minutos contrasta con los cientos de años que tarda en degradarse. Contaminan ecosistemas y ponen en riesgo la vida de los animales de mar que mueren al ingerirlas. A la par de esta realidad surgen novedosas iniciativas para eliminarlas con un objetivo en común: ir de compras con una bolsa reutilizable.

Extraido del periodico “Urbano & Orgánico”

Las bolsas de plástico consumen grandes cantidades de energía para su fabricación, están compuestas de sustancias derivadas del petróleo, que pueden tardar en degradarse más de medio siglo. La gran mayoría acaba siendo desechada sin control, contaminando tanto las ciudades como los ecosistemas naturales. En el mar su impacto puede ser letal para animales como tortugas, ballenas o delfines, que mueren tras ingerirlas.Estados Unidos y la Unión Europea consumen el 80% de la producción mundial, aunque su generalización en los países en vías de desarrollo está agravando el problema. La República de Irlanda fue pionera en Europa en tomar medidas sobre la producción descontrolada de bolsas de plástico. Introdujo, en 2002 el PlasTax, un impuesto que cobra 0,15 € al consumidor por cada bolsa distribuida. El resultado de esta iniciativa fue la recaudación de cerca de 23 millones de euros para que sean invertidos en proyectos ambientales y una reducción en el consumo del 90%. La última nación europea en declarar la guerra al uso de bolsas ha sido Gran Bretaña. Más de 30 municipios del área metropolitana de Londres aprobaron en noviembre una ley para prohibir a los comercios que las entreguen gratis a los clientes. Italia y Francia han establecido la prohibición de su uso para 2010. Alemanes y suizos sin existir normativa alguna, pagan por las bolsas de plástico en las tiendas y se ha generalizado el empleo de bolsas de tela reutilizables.

Alternativas

En Europa se han desarrollado materiales plásticos biodegradables que prometen, resolver el problema ambiental causado por las bolsas comunes. Un invento de origen italiano permite fabricar bolsas gracias al almidón de maíz, son totalmente degradables pero cuestionadas a lo hora de usar alimento escaso para fabricar bolsas. El plástico oxi-biodegradable es otra alternativa al plástico convencional que ya existe en el mundo. Es económica y el procedimiento de fabricación y las máquinas de producción son las mismas que los del polietileno. La tecnología consiste en el agregado de un aditivo pro-degradante durante la fabricación del film plástico, creando plásticos totalmente degradables que se transforman en agua y pequeñas cantidades de dióxido de carbono y biomasa. Es ambientalmente responsable y no deja ningún residuo indeseable para las futuras generaciones. En Argentina, el senado bonaerense acaba de aprobar una ley que obligará a los comercios a reemplazar las bolsas de polietileno por otras bio-degradables. La solución no es sencilla, dos ong´s locales, Bios y Cepronat alertan que las bolsas supuestamente “degradables” que diferentes planes gubernamentales planean establecer no son biodegradables (que se convierten en agua y carbono) sino oxodegradables (se convierten en plástico picado).

Las bolsas de tela: encabezan las iniciativas locales

Hasta que en Argentina se implemente masivamente la tecnología que permita incorporar una bolsa biodegradable las propuestas locales sugieren volver a las bases y llevar nuestra propia bolsa. En la mayoría de los casos el material es la tela de algodón.

No uso bolsas plásticas

Es una iniciativa independiente y parte de una campaña de concientización llevada adelante por El Viaje de Odiseo, una consultora de comunicación especializada en nuevos medios. La bolsa está confe-ccionada e impresa con tintas no tóxicas por la cooperativa La Ala-meda. Se puede participar en la campaña ingresando a: www.nousobolsasplasticas.com, hay mucha información y también indicaciones para armar tu propia bolsa en papel.

Giro natural

Es un emprendimiento que busca llegar con el mensaje de concientización a través de las empresas. El lema es “No usemos miles de bolsas una sola vez… usemos una sola bolsa miles de veces…”
La propuesta es que las empresas realicen campañas promocionales con su logo como parte de políticas empresariales sustentables. Se destacan por la variedad de colores y diseños en opciones de puro algodón, jean y gabardina. Para más información escribir a: gironatural@gmail.com

Consumo responsable para cuidar la tierra

Bajo el lema “Usa tu propia bolsa cuando vas de compras” el restaurant orgánico Bio desarrolló junto a la cooperativa La Juanita una bolsa muy práctica que se puede enrollar y guardar en un bolsillo interior de la misma bolsa. Acostumbrarse a utilizar la bolsa propia es una cuestión de actitud, declaran en su campaña. Se pueden conseguir a $12 en el restaurant. Humboldt 2199.C.A.B.A. Podes ver más sobre Bio en www.biorestaurant.com.ar