En defensa de “El Campito de La Estacion”

Con Expediente Nº 1.961 (17/08/2010) entidades ambientalistas del Partido de Escobar hicieron en la Defensoría del Pueblo de Escobar una presentación de disconformidad con la ordenanza muncipal que pretende tranformar el espacio público verde recreativo conocido “El Campito de la Estación” en una playa de estacionamiento.

Texto de la misma

Belen de Escobar 17 de Agosto de 2010

A la Señora Defensora del Pueblo del Distrito de Escobar

Dra. Rocio Fernandez

S/D………………………………

 

Con el respeto que su persona y el honorable cargo que ocupa nos merecen, nosotros, habitantes de distintas localidades del distrito de Escobar, llegamos ante usted para expresar lo siguiente:

Hemos tomado conocimiento de que se tramita en el HCD de Escobar, un proyecto de Ordenanza, que autoriza al Departamento Ejecutivo municipal a realizar una licitación pública, para implementar la construccion y explotación de una playa de estacionamiento en el predio conocido como “Campito de la Estacion,” para lo cual será imprescindible modificar drásticamente las condiciones del lugar, que al dia de la fecha alberga una plaza pública y un espacio verde historico, que es parte indisoluble del paisaje tradicional del distrito. Un espacio que forma, junto con la estacion de trenes y la terminal de micros, un hito fundamental de la identidad historica de Belen de Escobar.

Este espacio, es lugar de transito obligado para miles de transeuntes, que desde el centro de transferencia de pasajeros, compuesto por la terminal y la estacion, se dirigen al centro comercial, al municipio, a la zona de bancos y otros puntos neuralgicos de la localidad cabecera y viceversa.

Considerando que la Organización Mundial de la Salud, OMS, fija como óptimo 15 m2 de espacio verde y público, por habitante para cada ciudad, somos concientes que el Municipio no ha efectuado un análisis pertinente en relación a este parámetro.

Entendemos que la construccion y explotacion de una playa de estacionamiento en ese lugar no solo provocará la destrucción del espacio recreativo mencionado, sino que ademas, cambiara abruptamente las condiciones sociales, ambientales y ambulatorias del lugar.

El incremento de la densidad de transito, la polucion sonora, visual y del aire en el lugar son elementos que se modificaran para peor.

La concentración de la terminal de micros, la estacion de trenes y la playa de estacionamiento, en un espacio de un radio de 100 metros aproximadamente, representa al menos un acto de imprudencia, cuando ya hoy se escuchan voces que hablan de la necesidad de trasladar la terminal de micros, por los innumerables inconvenientes que produce y por la cada vez mas, complicada circulación vehicular y peatonal en la zona. Mas allá que la asimetria urbanistica, que se refuerza con este proyecto, podria significar un beneficio economico a los comercios cercanos la lugar, sería en detrimento del resto del centro comercial del Belen, aunque no es nuestra intencion adjudicar intereses espúreos a este proyecto, al margen del criterio equivocado, que a nuestro entender lo genera.

De todos modos, estas inquietudes no son las unicas que nos desvelan. Vemos en la implementación de este proyecto un avance del sector privado sobre el espacio publico, Algo que es una rutina en los ultimos tiempos en nuestro distrito, donde la sociedad en su conjunto ha perdido calles, riberas de cursos de agua, superficies de terrenos. Vemos como se destruye el humedal, como proliferan torres que rompen la caracteristica histórica de la urbanización de nuestra localidad cabecera, etc.

Escobar ha sufrido una transformación dramática, que lejos de ponerla en el camino del desarrollo urbanistico, la empuja cada vez mas a un abismo del que no podremos salir si no cambiamos la actitud hacia el espacio público comun.

Desde la instalacion del megaemprendimiento comercial en el acceso al pueblo de Belen, con la destrucción del ponderado doble ocho de panamericana, hasta la reciente aprobacion del puerto, son medidas que solo han observado las necesidades de los emprendedores privados, dejando de lado los intereses comunes, los del conjunto de la sociedad y lejos de conformar un proyecto integral.

Esta recurrente transformación del espacio publico, en espacio privado, de uso publico, en el mejor de los casos, tienen un impacto dramático sobre la calidad de vida, no solo de los vecinos fisicos del lugar afectado, sino de todos aquellos que conformamos la comunidad, que siempre tiene en el espacio publico, un lugar para el encuentro, la oxigenación fisica y mental, la recreacion. Son espacios comunes, que permiten la socializacion, el intercambio entre los vecinos.

La eliminacion del campito de la estación, como espacio publico abierto e irrestricto, responde a una lógica que favorece los intereses económicos de unos pocos, por encima de los derechos del conjunto de la sociedad. Es una mirada liliputiense y foranea de las necesidades de la sociedad escobarense.

Sin abundar mas, el campito de la estacion es un lugar de transito, encuentro y recracion de los sectores mas humildes del distrito. Despojarnos de ese lugar de connotaciones históricas, no solo será un agravio a la memoria colectiva de la sociedad , sino además un acto de profunda inequidad social. Quitarles a los mas pobres para darles a los mas ricos. Para ser mas graficos, darle mas comodidad al que anda en auto, sacandole al que anda de a pie

Por ultimo, Señora Defensora del Pueblo de Escobar, somos concientes del mandato de nuestra Constitución cuando dice que el pueblo no delibera ni decide sino es a través de sus legítimos representantes. Pero tambien somos concientes que en la ultima reforma de la Carta Magna del año 1994, los Constituyentes supieron incluir en la misma, herramientas que apuntan a la democratización de la funcion publica. Para ello, se han creado formas de Democracia semidirecta, como la audiencia publica y la consulta popular. Por otro lado, aunque nunca negariamos la legalidad de la representatividad delegada en los funcionarios públicos mediante el acto eleccionario, sabemos que la constitución tiene letra y espiritu. En ese espiritu estan fraguadas las condiciones de la representatividad, porque esta claro que al margen de la fecha de vencimiento del mandatoque marca la letra, en el espiritu de la norma, ese mandato caduca automáticamente, al alejarse el representante de los intereses del representado. En palabras de Rousseau: Si un pueblo se encuentra sometido por la fuerza y logra deshacerse de ese sometimiento, tambien por la fuerza, esta ultima que lo libera, es legitima o no lo era aquella que lo mantenia cautivo. Esa fuerza que nos somete y nos libera en la democracia, es el contrato social entre representantes y representados. Si aquellos burlan el contrato, estos tienen legitimidad de romperlo.

Pero no es intencion de los firmantes romper el contrato social, sino acudir a las herramientas que los Constituyentes del 94 nos han brindado.

Por eso Señora, venimos ante usted a solicitarle tome intervención en el asunto con el objeto de convocar a los departamentos ejecutivo y legislativo, que se comprometan a una discusión publica del expediente, para dar lugar a la ciudadania de Escobar que ejerza los derechos establecidos en la constitución a traves de una audiencia publica y llegado el caso una consulta popular, para definir la viabilidad o no de este proyecto.

Cabe agregar la premura que el caso tiene, ya que de abrirse el proceso licitatorio, después, cualquier intento de modificar la situación, podria generar perjuicios economicos para el estado municipal.

Sin otro particular la saludan con respeto y consideracion…