INUNDACIONES CUENCA DEL RÍO LUJÁN: RESPONSABLES

INFOCIELO 03-11-2014 | 19:34 La Provincia inundada

Barrios cerrados: Scioli y Municipios con responsabilidades compartidas en su proliferación

El sciolismo y el Frente Renovador se responsabilizaron entre sí por el crecimiento de los barrios cerrados. Ambos intervienen en el proceso de su radicación. Incluso, los municipios tenían potestad de otorgar los permisos definitivos y la Provincia nunca dejó de estar obligado de supervisar la aptitud hidraúlica.

Como en un juego de “tirarse” la pelota, el sciolismo y el Frente Renovador se cruzaron por las responsabilidades de las inundaciones, y los barrios cerrados quedaron en el centro de la polémica. El Gobernador culpó a los municipios por la proliferación de “barrios cerrados, mientras que el espacio de Sergio Massa, le reclamó por su falta de controles en la supervisión.

De cualquier manera, se trata de dos lados de la misma moneda que apuntan a las urbanizaciones privadas, porque mientras los municipios, con “responsabilidad primaria” de regular el suelo, tenían hasta hace tiempo las facultades de habilitarlas, la Provincia debe supervisar “el proyecto hidráulico y la subdivisión del suelo”.

“El municipio recibe la inquietud y esos planos y carpetas llegan a la Provincia para un control en materia hidráulica, y se firma sobre eso. Luego, esos planos vuelven y no coinciden con la realidad” intentó despegarse hoy la ministra de Gobierno, Cristina Álvarez Rodríguez.

A su vez, los intendentes del Frente Renovador y dirigentes del espacio que salieron a cuestionar a la Provincia por la falta de obras hidráulicas, nada dijeron sobre los permisos que hasta hace tiempo tenían los municipios en el proceso de habilitación.

Las implicancias del crecimiento de los barrios cerrados en las inundaciones son remarcadas desde el ámbito académico. Por ejemplo, desde el Centro de Investigaciones Geográficas de la Universidad Nacional de La Plata se detalló que, en el Río Luján, una de las zonas más afectadas, estos emprendimientos tienen “una incidencia clara en los cambios de los patrones de escurrimiento”.

IMAGEN ÁREA: INUNDACIÓN LUJÁN

IMAGEN ÁREA: INUNDACIÓN LUJÁN

“El río necesita una planicie de inundación para que en momentos de creciente, el agua naturalmente inunde esa planicie, un proceso natural de cualquier río que tiene un caudal medio pero en épocas de crecientes, al superar ese caudal, evacúa el agua avanzando sobre ese espacio”, afirmó a la Agencia de Nacional de Noticias Jurídicas, la geógrafa Patricia Pintos, integrante de ese centro de estudios.

Con la responsabilidad primaria de regular el suelo, el municipio tiene que atender la solicitud en primera instancia. El decreto Nº 27 de 1998, firmado por Eduardo Duhalde, estable que el proyecto inmobiliario puede “localizarse en cualquiera de las áreas definidas por la ordenanza municipal de ordenamiento territorial (urbana, complementaria o rural)”.

Asimismo, remarca que en los casos que corresponda, el Municipio debe propiciar un cambio normativo del predio en cuestión “a fin de dotar al predio de los indicadores urbanísticos, mediante los estudios particularizados”.

En ese sentido, en el artículo 3 de ese mismo decreto, se señala que la implementación de un barrio cerrado estará condicionada al cumplimiento de varios requisitos, entre los que sobresalta que, “el emplazamiento no ocasionará perjuicio a terceros respecto de la trama urbana existente ni interferirá futuros ejes de crecimiento”.

Provincia y Municipios

La legislación provincial sobre la habilitación de barrios cerrados alcanza a municipios y a la Provincia, aunque en diferentes aspectos. Hasta hace poco los intendentes tenían las facultades de otorgar para la instalación de emprendimientos inmobiliarios la prefactibilidad (Convalidación Técnica Preliminar), y también la factibilidad (Convalidación Técnica Definitiva).

Estas facultades habían sido delegadas a los municipios por el gobernador Felipe Solá en julio de 2002 mediante el decreto 1727, aunque reservaba para la Provincia la aprobación y fiscalización del proyecto hidráulico, así como la tarea de la subdivisión del suelo, lo que también le da responsabilidad en las consecuencias actuales.

En ese mismo decreto, producto del Programa de Descentralización Administrativa a los Municipios, creaba un Registro Provincial de Urbanizaciones Cerradas con convalidación técnica definitiva, en el ámbito del Ministerio de Gobierno, a cargo de la Subsecretaría de Asuntos Municipales.

17 fueron los municipios que firmaron con la Provincia: Tigre, Luján, Exaltación de la Cruz, Escobar, Campana, San Fernando, Cañuelas, Berazategui, Pilar, Zárate, Gral. Pueyrredón, Mercedes, Gral. Rodríguez, Brandsen, Florencio Varela, San Nicolás, Moreno y Ezeiza.

Sin embargo, en diciembre de 2013, el gobernador Daniel Scioli se las retiró por decreto, porque los municipios no habían cumplido con el convenio de descentralización. En particular, la inscripción de sus urbanizaciones cerradas aprobadas en el Registro Provincial de Barrios Cerrados.

Si bien en la resolución Nº 27 de 2010 del Ministerio de Gobierno, ya se citaba que los municipios no habían cumplido con la incorporación de los emprendimientos en el Registro Provincial, entonces a ocho años de su delegación, a la Provincia le tomó otros tres años suprimir esas facultades.

Mediante el decreto 1069, del 17 de diciembre de 2013, Scioli reasumió las potestades delegadas y tuvo en cuenta, entre otros puntos, que se habían denunciado “reiteradamente diversas disfuncionalidades vinculadas a las gestiones administrativas” en la autorización de tales emprendimientos, “con la consecuente afectación del medio ambiente, generando el descontento de la población de las mismas”.

Entre esos hechos, se puede citar la exhortación del Defensor del Pueblo de la Nación, en noviembre de 2010, a las municipalidades de Zarate, Campana, Escobar, Tigre y San Fernando, integrantes del Delta del Río Paraná, por las urbanizaciones en humedales.

El Defensor del Pueblo pidió que se autoricen emprendimientos residenciales, industriales o agropecuarios en humedales sólo “cuando su necesidad se encuentre fundada en imperiosas razones de estricto interés público y no existan opciones menos perjudiciales”.

A su vez, le requirió a los municipios –que no habían dado respuestas anteriores en ese expediente– a realizar un “estricto control en el cumplimiento de la exigencia legal de Estudio de Impacto Ambiental, para los emprendimientos urbanísticos o industriales” en las Zonas continentales vecinas al Delta.

Y también les pidió la realización de audiencias públicas, uno de los puntos que figuraba como condición en el Programa de Descentralización Administrativa a los municipios como “previo al otorgamiento de la factibilidad de un emprendimiento”.

Para la que el municipio otorgue la factibilidad definitiva, interviene la Provincia. Entre otros pasos, la Autoridad del Agua (ADA) debe firmar la aptitud hidraúlica, y la autoridad ambiental debe dar la Declaración de Impacto Ambiental.

Para este punto, se destaca la resolución Nº 29 de 2010 del Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible que establece que proyectos que conlleven tareas como “endicamiento, embalses y/o polders, dragados, refulados, excavaciones, creación de lagunas, derivación de cursos de agua, modificación de costas, desagües naturales, cotas en superficies asociadas a valles de inundación y cursos de agua o ambientes isleños, serán sometidas a Proceso de Evaluación de Impacto Ambiental por la Autoridad Ambiental Provincial”.

Hay responsabilidades compartidas en la proliferación de los barrios cerrados. En todo caso, la Provincia debe responder por los efectos no dimensionados, lo mismo que los municipios sobre la ubicación y la aprobación de los proyectos. En el medio, quedan ahora los afectados por las inundaciones.

Vecinos Autoconvocados del Pueblo de Escobar, Asociación Ambientalista Los Talares, Asociación Ambientalista del Partido de Escobar, Parroquia Cocatedral Natividad Escobar, Parroquia Sagrado Corazón de Jesús Maschwitz, SOS Habitat de Mercedes, Patrimonio Natural de Pilar, Fundación Biósfera, Club de Leones (Sedes Escobar, Zárate, San Pedro, Baradero), Espacio Intecuencas, Aukan (Asamblea Ambiental del Sur), AVDA (Asociación Vecinal en Defensa del Medio Ambiente), Observatorio Petrolero Sur, Hermana Tierra, Proyecto Sur Bahía Blanca.